Una vez analizadas las circunstancias externas que puedan haber ocasionado su aparición (estrés, exceso de peso…) bloquear el estímulo de las glándulas sudoríparas es un proceso sencillo y duradero.

TÉCNICAS

Infiltrada en la piel bloquea las señales nerviosas que regulan las glándulas sudoríparas, reduciendo la cantidad de sudor.

Nombre:

E-mail:

Teléfono:

Mensaje

Acepto la política de privacidad.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR