Antes de plantear cualquier tipo de tratamiento, realizamos un diagnóstico personalizado en el que valoramos el estado de las zonas a tratar y las preocupaciones y deseos del paciente. Nuestros principales objetivos suelen lograrse combinando diferentes técnicas.

Eliminación de arrugas, marcas y manchas

Mejoramos el aspecto de la piel con técnicas mínimamente invasivas que eliminan desde las arrugas más profundas a las marcas provocadas por el exceso de sol.  Completamos estas técnicas con tratamientos que ayudan a nuestro organismo a regenerarse y aumentar la producción de sustancias que, como el colágeno, retrasan el envejecimiento de la piel y mejoran su textura y calidad.

Las secuelas del acné, los melasmas, las hiperpigmentaciones y otras alteraciones estéticas del rostro pueden eliminarse y, tras su desaparición, adoptar las medidas preventivas pertinentes para que estas lesiones no vuelvan a aparecer.

Rejuvenecimiento

Nuestros esfuerzos se encaminan a lograr la textura idónea de la piel y, simultáneamente, a dotarla del “soporte” o  estructura adecuada para que el resultado sea natural y sin artificios

Buscamos retroceder los efectos más visibles del paso del tiempo y, al mismo tiempo, aliarnos con él para reducir su impacto.

Las técnicas empleadas tienen un efecto inmediato y una duración prolongada, que no permanente, lo que facilita el perfeccionamiento y adecuación a las características individuales de cada paciente.

Hidratación

La piel dispone de su propio sistema de hidratación, que la mantiene flexible y tersa. Sin embargo, con el paso de los años este mecanismo ve reducida su efectividad, mermada a la vez por factores externos como la contaminación, el sol, la calefacción… Todo ellos hace necesario que, para mantener su luminosidad y eludir la sequedad –aliadas de la aparición de arrugas y la sensación de tirantez- la sometamos periódicamente a un tratamiento de hidratación.

Remodelación

Con aplicaciones ambulatorias y sin cirugía modificamos aquellas zonas del rostro que carecen de la forma que deseamos.

Del estudio de las proporciones y los deseos de nuestros pacientes se elabora el moldeado progresivo de labios, nariz y rellenos faciales para lograr la armonía que aporte serenidad y belleza a nuestros rasgos faciales.

Tratamiento del cuello

Como las manos, el cuello es una de las zonas  que más delatan la edad. Sin embargo, hoy puede tratarse con la misma efectividad que el resto del rostro y del cuerpo.

Rejuvenecer su aspecto con unos óptimos resultados dependerá de la preparación previa de la piel y de la aplicación de técnicas encaminadas a tensarlo.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR